23) CARTA ABIERTA AL MINISTRO

CARTA ABIERTA AL MINISTRO DE CULTURA  
(SR. LUCIANO CRUZ COKE)


Hace pocos días el Consejo de la Cultura de Chile rechazó todos los proyectos audiovisuales que venían del extranjero. Los guiones de cine y de televisión que venían del exterior fueron rechazados sin excepción.

No se sabe si esto fue una casualidad o una actitud deliberada del jurado. Es un misterio. Probablemente nunca lo sabremos. En todo caso, yo supongo que ellos eran conscientes que esta actitud se presta para muchas interpretaciones.

¿Es que hay fronteras geográficas para la creación?

¿No saben que Raúl Ruiz filmó el grueso de sus 105 películas fuera de Chile? ¿No saben que la mayoría de la obra de Vicente Huidobro se concibió en Europa? ¿No saben que el noventa y nueve por ciento de los conciertos que ofreció Claudio Arrau se interpretaron en Estados Unidos, Europa, Asia y Australia?

¿No saben que los cuadros de Claudio Bravo fueron hechos en Marruecos y los de Roberto Matta en el mundo entero? ¿No saben que una parte de las canciones de Violeta Parra se creó afuera? ¿No saben que las obras más importantes de Pablo Neruda se gestaron lejos de Chile, primero como perseguido político y luego como viajero cosmopolita?

¿No saben que la obra literaria y poética de Ángel Parra se concibió en París así como muchas de sus creaciones musicales? ¿No saben que gran parte de las obras de José Donoso, Antonio Skármeta, Luís Sepúlveda, Ariel Dorfman, Isabel Allende, Roberto Bolaño se redactaron afuera del país?

¿No saben que Oscar Castro ha hecho 24 obras de teatro con su propia compañía en Ivry sur Seine?  

¿Qué es lo que teme el Fondo de Cultura?

Yo también soy un creador que vive afuera y ha sido rechazado para desarrollar el guión de mi próxima obra cinematográfica. Mi última cinta (‘Nostalgia de la Luz”) lleva un año y cuatro meses en la cartelera de París. Ha hecho 70.000 entradas en Francia y 50.000 entradas en Alemania, Suiza y Bélgica. Ha pasado por más de 100 salas en Estados Unidos y Canadá. Fue presentada en la Selección Oficial del Festival de Cannes y ganó el Grand Prix documental otorgado por la Academia de Cine Europea.

¿Cómo es posible que el jurado haya desestimado mi proyecto?

Yo sé que puede tener defectos. Soy consciente de que puedo haberme equivocado en algo. Sobre todo porque estoy pidiendo recursos económicos para explorar una “idea” documental.

Y una idea documental no puede desarrollarse en forma de “guión” propiamente tal. Una idea documental sólo puede enunciarse como “guión imaginario”, como una intuición, como una deducción, o  como un guión tentativo (que es algo que yo practico mucho y que explico en mis Seminarios Documentales).

El “guión” que presenté como punto de partida, es una intuición que debe ser verificada, modificada, después de un viaje de exploración. El dinero que estaba pidiendo era, precisamente, para hacer ese viaje de exploración.

¿Cómo presentar una “idea cerrada” documental que en la práctica es imposible de definir enteramente antes de hacer un viaje de inspección?

Además, se trata de una idea en clave poética, es decir, con reflexiones muy amplias, llena de yuxtaposiciones inesperadas, a veces oníricas y que se conectan con el Universo, con el Cosmos, del mismo modo que “Nostalgia de la luz”…

“Nostalgia” se ha convertido en una obra de éxito internacional y también de circulación mundial… ¿por qué no darle confianza al director que se lanza en otra aventura similar?... ¿por qué no darle los apoyos necesarios si ya tiene la experiencia sobre esta materia?

¿Será porque esta nueva obra también toca la memoria histórica de Chile?

Porque todos mis trabajos anteriores sobre la memoria también fueron rechazados por el FONDART, muy en particular “El caso Pinochet” y “Salvador Allende” (las dos estrenadas en Cannes).

Ninguna obra mía ha sido premiada con una subvención del Consejo desde que ese organismo se creó. Ninguna obra mía ha sido comprada por la televisión abierta de Chile (con la excepción de “Nostalgia de la Luz”).

¿No sabe el jurado que el nombre de Chile se conoce mucho más por los creadores chilenos de circulación mundial que por el trabajo de muchas embajadas?

Muy cordialmente, y agradeciéndole la valiosa ayuda que Usted ha prestado al cine documental y también con la sincera amistad que no puedo dejar de tenerle como alumno mío que fue.


Patricio Guzmán. París, 9 de febrero 2012.