6) MEMORIA OBSTINADA

Ver película online: 
https://vimeo.com/ondemand/lamemoriaobstinada

NOTA DEL AUTOR 

« En 1995 sentí ganas de volver a Santiago para establecerme definitivamente. Durante el festival de Marsella se me acercó el productor Yves Janneau y me propuso lo siguiente : « ¿Por qué no filmas tu viaje de regreso y haces un documental autobiográfico de tu retorno a casa ? »… Me quedé pensativo unos momentos y le dije : « Es una excelente idea, pero te propongo algo parecido : en lugar de filmar mi viaje me gustaría filmar la búsqueda de los viejos personajes que aparecen en La Batalla de Chile . A partir de ese momento la obra comenzó a tomar forma y tres meses más tarde viajé a Santiago para hacer un reconocimiento acompañado de mi asistente Álvaro Silva. La película se hizo con la estupenda cámara de Eric Pittard. Sin embargo yo nunca volví a Chile para establecerme para siempre porque tuve la impresión de que no encontraría dinero para financiar otros filmes sobre la memoria. Ahora que han pasado los años puedo verificar que mi intuición era correcta. Durante los 18 años posteriores hice otros documentales sobre la memoria chilena que fueron rechazados, uno tras otro, por los funcionarios de turno. En cambio, fueron producidos en Francia ». PG

SINOPSIS

Patricio Guzmán vuelve a Santiago de Chile para volver a encontrar a los personajes de La Batalla de Chile realizada 23 años antes. Inmediatamente surgen del pasado algunas sombras conocidas: por ejemplo el tío de Guzmán (Ignacio) quien fue la persona que guardó en su casa las bobinas de La Batalla de Chile salvándolas de su destrucción. Más tarde una banda de músicos atraviesa el centro de la ciudad interpretando el himno de Salvador Allende, Venceremos. Luego, en un viejo taller de reparación de automóviles, Guzmán encuentra a los escoltas de Allende que por primera vez se atreven a hablar en público. Finalmente busca a los jóvenes que no han vivido el golpe de estado. Para ello proyecta La Batalla de Chile en cuatro colegios secundarios y dos universidades. Una intensa emoción se apodera de ellos. El pintor José Balmes concluye con sabiduría: “la memoria y el olvido nos hacen sufrir y morir, pero también nos hacen vivir”.

FICHA TECNICA

Guión, dirección: Patricio Guzmán.
Consejera artística: Renate Sachse.
Fotografía y cámara: Eric Pittard.
Sonido directo: Boris Herrera.
Ayudante de dirección: Álvaro Silva.
Montaje: Hélène Girard.
Mezcla: Shelley Craig y Gooffrey Mitchell.
Productores delegados: Yves Jeanneau y Eric Michel.
Productoras: Les Films d´Ici y The National Film Board.

Soporte de rodaje: super 16 MM en color.
Soporte definitivo: 35 MM, DVD, BETA.

Contacto: Atacama Productions, París.
<atacama05@wanadoo.fr>

DISTRIBUCION FORMAL

Distribución en salas: Nueva York, Buenos Aires, Santiago de Chile. Difusión en televisión: Francia, Canadá, Bélgica, Alemania, Noruega, Italia, Finlandia, Grecia, Suecia, España, Portugal, Holanda, Suiza y Estados Unidos. Venta en discos DVD: Estados Unidos (Icarus Films), Bélgica (Cinéart), Italia (Fandango).

SELECCIÓN DE CRITICAS:

Michael Sragow, San Francisco Weekly, EEUU 1998.

“Puro en su enfoque y con vigor en su ataque, este documental de 58 minutos consigue una intensidad poética, lograda por su manera poco común de abordar el tema. Volviendo a su país con su obra épica “La Batalla de Chile” bajo el brazo, Patricio Guzmán explora la importancia y la fragilidad de la memoria política, presentando una dolorosa colección de imágenes del gobierno de la Unidad Popular bajo Allende y su detención por el sangriento golpe de estado. ¿Qué es lo que ocurre cuándo un sueño es postergado? La película combina reminiscencias emotivas con enfrentamientos provocativos, como por ejemplo la visita al lugar de los crímenes, como el Estadio Nacional de Santiago que, después del golpe, ha sido un centro de tortura y un campo de concentración. En la secuencia más extraordinaria, Guzmán filma la reacción de hombres y mujeres en la calle cuando escuchan el himno “Venceremos”, de la Unidad Popular. Nosotros, en ese momento, somos los testigos nada menos que del resurgimiento de la memoria colectiva”. 

A & E., San Francisco Bay Guardian, EEUU 1988.

“Con su grandioso meta-documental, Patricio Guzmán logra hacer que las cosas vuelvan a aparecer cuando visita a los sobrevivientes y con ellos reaparecen los rostros de los que nunca volvieron”. 

Cathérine Humblot, Le Monde, Francia 1998.

“La película termina con una secuencia intensa y terrible: los rostros sacudidos, conmovidos, de los jóvenes incapaces de dominar la emoción que les surge al contemplar su propia historia”. 

Leonard Klady, Variety, EEUU 1998.

“El enfrentamiento de una generación que ha vivido un pasado imborrable, grabado en su memoria, con una juventud educada para olvidar la historia, lleva a esta película hacia una sorprendente calidad”. 

Stuart Klawans, The Village Voice, EEUU 1998.

“Resulta que los pocos compases titubeantes de la sonata “Claro de luna”, el leitmotiv para los desparecidos en la película, están tocados por el tío Ignacio de 80 años del realizador. En el filme aprendemos cómo Ignacio escondió el material de “La Batalla de Chile” después del golpe. Bajo un gran riesgo personal (que él niega), salvó el irremplazable documento y lo entregó a la embajada sueca para que fuera sacado del país. Ahora vemos a Ignacio con su piano, intentando con sus manos temblorosas recordar esa música medio olvidada. Se equivoca, empieza de nuevo, se equivoca otra vez. Con una sonrisa resignada dice “Es el cojo que le echa la culpa al piano”. Después, suave y con valor, hace el esfuerzo de fallar de nuevo”. 

Leonard Klady, Cineaste, New York, N° 44, 1998.

“Guzmán nos deja sacar nuestras propias conclusiones y eso es finalmente el único aspecto pendiente en su nuevo documental. Uno espera que la tragedia del pasado no se repita y que los que han sufrido la historia lo van a vigilar”. 

Joseph Colison, Les Inrockuptibles, Francia 1997.

“La película es una batalla contra el olvido y la falsificación de la historia, pero sobre todo el filme permite luchar contra la amnesia colectiva programada por Pinochet. Como dice José Balmes: la memoria y el olvido son como el positivo y el negativo de la reflexión humana, nos hace sufrir y morir, pero también nos hace vivir”.