12) NOSTALGIA DE LA LUZ

NOTA DEL AUTOR

“Siempre me atrajo el desierto de Atacama en el norte de mi país. Con la misma intensidad me cautivaron las mujeres buscadoras de huesos humanos que han trabajado completamente solas en la inmensidad del páramo durante 36 años seguidos (y algunas seguirán trabajando hasta su muerte). Al mismo tiempo me interesó el desierto considerado como un gran contenedor del pasado. Hay piedras que tienen millones de años; moluscos petrificados con cientos de miles de años; momias, tejidos y cerámica con setecientos años de antigüedad; minas abandonadas del nitrato del siglo XIX; numerosos caminos construidos por el Imperio Inca. Al mismo tiempo hay decenas de telescopios que miran los astros que están a billones de años luz ¿Cómo no hacer una película con todo esto?”
PG

SINOPSIS

En Chile, a tres mil metros de altura, los astrónomos venidos de todo el mundo se reúnen en el desierto de Atacama para observar las estrellas. Aquí, la transparencia del cielo permite ver hasta los confines del universo. Abajo, la sequedad del suelo preserva los restos humanos intactos para siempre: momias, exploradores, mineros, indígenas y osamentas de los prisioneros políticos de la dictadura. Mientras los astrónomos buscan la vida extra terrestre, un grupo de mujeres remueve las piedras: busca a sus familiares.

ALGUNOS PERSONAJES

VICTORIA Y VIOLETA, LAS MUJERES BUSCADORAS

La dictadura de Pinochet eliminó a sus familiares y los escondió debajo del desierto. Hasta hoy sólo han encontrado fragmentos. Hace 28 años, las mujeres empezaron a revolver la tierra con palas.  No se rindieron jamás. Algunas buscarán hasta el último suspiro. Son personas que uno admira a primera vista.

LAUTARO, EL VIEJO ARQUEÓLOGO

Conoce el desierto como la palma de su mano. Tiene ojos de felino que adivinan lo que hay debajo del suelo. Ha encontrado momias milenarias dormidas en las profundidades. Sabe dialogar con ellas.  Impresionado por el drama de los desaparecidos, enseñó a las mujeres buscadoras el arte de excavar. Les enseñó a mirar cada grano de arena para detectar en la superficie dónde puede haber un cuerpo oculto.

GASPAR, EL JOVEN ASTRÓNOMO

Gaspar nació después del golpe militar. Se formó como joven astrónomo durante los tiempos de Pinochet. Su abuelo le enseñó a observar las estrellas y las matemáticas (sin matemáticas no se llega a las estrellas; es una ley de la ciencia). Estudiando las galaxias se le abrieron los ojos para analizar el pasado reciente de su país. Es un gran amigo de los hombres y las galaxia.

LUIS, EL ASTRÓNOMO AFICIONADO

En un campo de concentración del desierto aprendió hablar con los planetas. Es un hombre formidable, talentoso, humilde, que sabe construir con sus manos algunos instrumentos astronómicos y que trabaja en silencio contra el olvido.

MIGUEL, EL ARQUITECTO DE LA MEMORIA

Sobrevivió a cinco campos de concentración. Guardó en su memoria todas las cárceles donde estuvo encerrado y cuando llegó al exilio dibujó con exactitud los planos de cada una para que ningún chileno pueda decir que “no sabía que existieron”.

VALENTINA, LA HIJA DE LAS ESTRELLAS

A pesar de ser hija de madre y padre desaparecidos, es el personaje más jubiloso de la película. Tiene una mirada serena que observa más lejos que nosotros. Sus abuelos la criaron y le enseñaron a observar el cielo. Desde que se dedica a la astronomía, ella supo que la materia de las estrellas es la misma materia de sus padres.

EL DESIERTO DE ATACAMA

El desierto es un enorme espacio intemporal compuesto de sal y viento. Es un pedazo de Marte sobre la Tierra. Todo está inmóvil, sin embargo la superficie está llena de huellas misteriosas. Hay aldeas construidas hace mil años. También hay trenes mineros del siglo XIX abandonados en la arena. Hay cúpulas que parecen naves espaciales enterradas donde viven los astrónomos. Hay huesos por todas partes. La Vía Láctea –en las noches– es tan deslumbrante que produce sombras en el suelo.

EL PRESENTE INVISIBLE

Para un astrónomo, el único tiempo real es el tiempo que viene del pasado. La luz de las estrellas demora muchos años en llegar hasta la Tierra. Por lo tanto ellos siempre miran hacia atrás. Lo mismo le ocurre a los historiadores, arqueólogos, geólogos, paleontólogos y las mujeres buscadoras. Todos miran atrás para comprender mejor el futuro. Ante la incertidumbre del porvenir, el pasado nos habla.

LA MEMORIA INMÓVIL

La memoria sostiene nuestra vida como el calor de la luz solar. El ser humano no sería nadie sin memoria –un objeto sin palpitaciones–, sin un antes y un después. Detrás de dieciocho años de dictadura, Chile ha recuperado la democracia. Sin embargo, el precio ha sido muy alto: muchos perdieron sus amigos, sus familias, sus casas, sus escuelas, sus universidades. Otros perdieron su memoria tal vez para siempre.

FICHA TÉCNICA


Coproducción, guión, dirección: Patricio Guzmán.
Productora delegada y consejera artística: Renate Sachse.
Fotografía y cámara: Katell Djian.
Sonido directo: Freddy González.
Música original: Miranda & Tobar.
Astro fotógrafo: Stéphane Guisard.
Ayudantes dirección: Cristóbal Vicente y Nicolás Lasnibat.
Montaje: Patricio Guzmán y Emmanuelle Joly.
Montaje de sonido y mezcla: Jean-Jacques Quinet.
Productora de terreno: Verónica Rosselot.
Supervisora de montaje: Ewa Lenkiewicz.
Supervisora de textos: Sonia Moyersoen.
Distribución: Pyramide.
Casa de producción: Atacama Productions, París.
Soporte de rodaje: HDCAM.
Soporte cine: 35 MM dolby digital SRD 5.1.  
Soportes video: HDCAM estéreo y LTRT, BETA estéreo y LTRT.
Contacto: Atacama Productions, París.
atacama05@wanadoo.fr

DISTRIBUCIÓN FORMAL

Distribución en salas: Francia, 70.000 espectadores en 342 salas (tres años en la cartelera en Paris). Estados Unidos: 60.000 espectadores en 116 salas. Inglaterra: 26.000 espectadores en 80 salas. Alemania: 15.000 espectadores en 50 salas. Suiza: 10.158 espectadores en 50 salas. Chile: 6.000 espectadores en 8 salas.
Difusión en televisión: Francia, Estados Unidos, España, Finlandia, Canadá, Alemania, Grecia, Estonia, América Latina (HBO e Ibermedia), etc.   
Difusión en DVD: Estados Unidos (Icarus films), Inglaterra (New wave), Suiza (Trigon), Bélgica (Cinéart), Alemania (Real fiction films), España (El mar films).

PANORAMA DE LA CRITICA

"Maravillosa" The New York Times, EEUU.             
"Ejemplar" Les Echos, Suiza.               
"Un trueno emocional" Journal du Dimanche, Francia.        
"Sorprendente" Le Canard Enchahiné, Francia.
"Una lección" San Francisco Film Society, EEUU.        
"Metafísico y político" Les Inrockutibles, Francia.            
"Elegante" Boston Globe, EEUU.
"Corta el aliento" L’Humanité, Francia.                
"Sorprendente" San Francisco Chronicle, EEUU.
"Poesía visual" The Miami Herald, EEUU.
"Fascinante" Los Angeles Times, EEUU.   
"Un ensayo poético" Science Review, EEUU.
"Esplendorosa" El Mercurio, Chile.  
"Poderosa" Der Tagesspiegel; Alemania.
"Un recuerdo de belleza" Positif, Francia.
"Un tratado filosófico" Ruby Rich, EEUU.
"Entre Kubrick y Tarkovski" Technikart, Francia.
"Una elevación del alma" Le Point, Francia.

espectadores en salas hasta noviembre 2012

Total de espectadores: 190.158 

Francia: 70.000, 342 salas, 42 copias 35 mm.
Dos años y medio en sala en París. Distribuidor: Pyramide.
Estados Unidos: 60.000116 salas, 2 copias 35 mm y Betadigital,
5.142 DVD vendidos. Distribuidor: Icarus Films.
Inglaterra: 26.00080 salas, 7 copias la primera semana (DCP), 14 copias
la segunda semana (DCP), 23 copias a partir de la tercera semana (DCP),
1.900 DVD vendidos hasta septiembre 2012. Distribuidor: New Wave Films.
Alemania: 15.000, más de 50 salas, 10 copias. Distribuidor: Real Fiction Filmverleih.
Suiza: 13.158, 50 salas, 3 copias 35 mm. Distribuidor: Trigon Films.
Chile: 6.0008 salas, 8 copias 35 mm. Distribuidor: Jirafa.


CONVERSACIÓN ENTRE FREDERICK WISEMAN
Y PATRICIO GUZMAN

Frederick Wiseman es una figura central del cine documental. Desde hace 40 años, a través de más de 35 películas, propone su mirada crítica a los fundamentos de la sociedad americana. A su vez, Patricio Guzmán es uno de los documentalistas más importantes de América Latina; cerca de él y siguiendo su trabajo desde hace tiempo, Wiseman le interroga aquí sobre su película « Nostalgia de la Luz » (2010) y más tarde por “El Botón de Nácar” (2015).

París, 22 marzo de 2011

FRED: Yo no explicaría el film. Podemos hablar del sujeto del film, pero no vamos a explicarlo.

PATRICIO: Podríamos hablar del desierto.

FRED: También están las mujeres, el respeto que tu sientes por ellas. Las metáforas del film son muy fuertes, yo sé que tu no quieres hablar de eso. Hay metáforas que nos conducen hacia el desierto y otras hacia las mujeres. Las mujeres buscan en la tierra y los astrónomos buscan en el cielo. Creo que has hecho un film magnífico.

PATRICIO: ¿Qué es lo que más te interesa, la arqueología o la astronomía?

FRED: La cosa que más me interesa es la metáfora: la relación entre los astrónomos y las mujeres.

PATRICIO: Yo creo que las metáforas se originaron en el territorio mismo. Yo amo ese pedazo de Chile. Estuve hace bastante tiempo allí durante la época de Allende y nunca más regresé. Pero siempre mantuve el recuerdo de esa zona porque allí hay contrastes poco comunes. Por un lado están las minas, las minas más modernas y las minas abandonadas del siglo XIX cuyas máquinas todavía están ahí. En los tiempos de Allende los obreros seguían trabajando con esas locomotoras de 1924, ellos hacían las piezas de recambio… Pero lo que más me sorprendió fueron las momias, es decir, que de repente te tropiezas con un pedazo de la industria humana, que te lleva al siglo pasado y por otra parte las momias arcaicas que te llevan a los tiempos de Cristóbal Colón. Las viejas máquinas te transportan a la revolución industrial, las momias te transportan mucho más lejos y ahora los telescopios te transportan a millones de años luz más atrás!... Esto me empujó a imaginar una película. Yo creo que la materia misma del film nace por lo tanto de una serie de metáforas que están depositadas en el desierto, que existen mucho antes que yo llegara. Las metáforas ya estaban ahí, yo solamente las filmé.

FRED: No estoy de acuerdo. Eres tú has quien ha reconocido la metáfora. La metáfora no hubiera existido si tú no la hubieras identificado y transformado en lenguaje. Eres tú quien pensó en la metáfora.

PATRICIO: Puede ser. Pero las mujeres son las que me hicieron tomar la decisión de pasar a los hechos. Cuando yo leí en un periódico que las mujeres excavaban la tierra con sus manos, cerca de los telescopios, entonces por fin resolví hacer la película con un lenguaje directo.

FRED: Sin embargo lo que has hecho no es el método más directo. El método más directo era haber hecho una película de observación.

PATRICIO: Yo no quería en realidad hacer “una descripción del desierto”. Quería encontrar nuevos elementos para volver a hablar del pasado. Por eso me concentré en los observatorios astronómicos. Desde que era adolescente he amado la astronomía con pasión. Durante mi pubertad era una chifladura. Lamentablemente siempre he sido nulo para las matemáticas, por eso nunca tuve la osadía de estudiar esa carrera. Pero en los años 50 y 60 devoraba todas las novelas. Una revista argentina (“Mas Allá”) traía todos los clásicos del género. Esto culminó con una visita al observatorio de Santiago. Le dije por teléfono al astrónomo jefe que todo el curso quería conocerlo. Cuando llegamos solamente yo y dos amigos el astrónomo nos preguntó asombrado “¿y qué pasó con los demás?”... Yo le mentí, diciéndole que teníamos un examen al otro día… Esa noche constituyó para mi un acontecimiento imborrable. Observamos la Luna y una constelación deslumbrante que se llama “El cofre de diamantes”. Utilizamos el mismo telescopio que está en la película: el telescopio alemán “Hayde” de 1910.

FRED: También aparece el universo de la arqueología ¿hay muchos arqueólogos en Chile?

PATRICIO: Mi primera novia era una arqueóloga. Ella estudiaba en el museo de historia natural donde está el esqueleto de la ballena que también aparece en la película. Ella me enseñó el método para organizar los fósiles y las piedras recolectados en el desierto (el material lítico). Ella había explorado la misma zona del film. Lo que sin embargo me fascinó fue cuando ella me contó cómo había encontrado una momia en compañía de Gustavo Le Paige, un anciano sacerdote belga, que era la figura más venerada de la etnología y arqueología en el Chile de la época… Tal vez por estos recuerdos el rodaje de la película fue para mi bastante sencillo, era como volver a mi primera juventud… No todas las metáforas estaban en el guión, aparecieron en mi cabeza en el momento de hacer la película. Tal vez por eso ningún canal de televisión supo qué decirme de este proyecto.

FRED: Esto es completamente seguro!

PATRICIO: Yo llegué a pensar que el filme no valía nada porque ningún canal aprobó su ejecución . ¡ninguno!…Yo pensaba que yo era el único responsable directo de este fracaso que duró 4 años. Estuve muy cerca de abandonarlo. El problema es que la película tiene un costado metafísico, un costado místico o espiritual, un costado astronómico, un costado etnográfico y un costado político… ¿cómo explicar que los huesos humanos son iguales a ciertos asteroides? ¿cómo explicar que el calcio que tienen nuestros huesos es el mismo calcio que tienen las estrellas? ¿cómo explicar que las estrellas recién nacidas se forman con nuestros propios átomos al morirnos? ¿cómo explicar que Chile es el principal centro astronómico del mundo y que todavía hay un 60 por ciento de asesinatos sin aclarar de la dictadura? ¿cómo es posible que los astrónomos chilenos miren estrellas que están a millones de años luz en el pasado mientras los niños no pueden leer en los textos escolares lo que pasó en Chile hace apenas 30 años? ¿cómo explicar que innumerables cuerpos enterrados por los militares fueron desenterrados y arrojados al mar? ¿de qué manera explicar que el trabajo de una mujer que busca con sus manos en el desierto se parece al trabajo que hace un astrónomo?...

FRED: Las cosas que acabas de decir me gustan mucho porque no explican para nada el filme. Si yo no supiera nada de esta película me sentiría motivado a verla.

PATRICIO: No quiero explicar sino más bien interrogar. Continúo haciéndome preguntas. Lo que yo quería hacer con la película es abrir puertas, como lo hacen los científicos cuando se interrogan sobre el origen de nuestra vida. Estoy convencido que la ciencia constituye un campo temático formidable para el documental del futuro. Tengo la impresión que ciertas ideas, ciertas analogías, ciertos conceptos, hoy en día son puestos en duda por la industria documental. Parece que no podemos crear ideas singulares, atípicas, renovadoras, está prohibido. Nos movemos adentro de una industria que con frecuencia nos empuja a fabricar estereotipos. Parece un agujero negro.

FRED: La sociedad chilena también se acerca a un estado de oscuridad casi total, se podría decir, porque tenemos una imagen de la riqueza chilena que nos llega directamente desde la bolsa de comercio pero no conocemos los problemas de la gente común.

PATRICIO: Hace ocho años, en dos observatorios chilenos, se verificó que en el centro de nuestra galaxia hay un agujero negro. Un agujero negro que atraviesa todas las noches el cielo de Chile.

FRED: Es otra metáfora más.

PATRICIO: El desierto está lleno de ellas. No pienses que estoy llevándote hacia un terreno de cosas extravagantes; pero hay mucha gente que ha visto OVNIS en el desierto, incluso hay pilotos que han sido perseguidos por platos voladores. Dejemos esto por ahora, pues no es nuestro tema. Quiero contarte una historia que también ilustra una metáfora. Uno de los arqueólogos que conocí durante la filmación quería construir una cabaña en medio del desierto para estar cerca de sus excavaciones. Cuando los obreros comenzaron a trabajar, durante la primera semana, encontraron algo raro que sobresalía de la tierra. Llamaron al arqueólogo y se dieron cuenta que estaban levantando la casa encima de una tumba. Siguieron excavando y apareció una momia con joyas y una hacha en el centro del pecho. Sin duda se trataba de una personalidad, un jefe, un gran señor. El arqueólogo interrumpió los trabajos y se retiró a reflexionar. Una tarde se acercó a la momia y le dijo: “Tenemos que llegar a un acuerdo. Creo que tu verdadera casa se encuentra ahora en el Museo, adonde te llevaremos, para conocer tu familia, tu pueblo y tu cultura. Este espacio quedará entonces libre para mi cabaña”. Al parecer, después de una semana, la momia aceptó. En el Museo se convirtió en el principal objeto de estudio de una nueva cultura hasta ese momento desconocida. El arqueólogo sigue en comunicación con la momia porque a veces, en su cabaña, la puerta se abre o se cierra sin que haya viento.

FRED: Es una historia extraordinaria!


SELECCIÓN DE CRITICAS

Pierre Fauré. Croix du Nord.

“He aquí ciertamente un documental que uno no ve todos los días. Una película que va más allá de lo que ustedes pueden imaginar. Y que, en un primer momento, les llevará a preguntarse ¿qué es lo que estamos haciendo aquí? (…) Y luego Patricio Guzmán nos hace entrar poco a poco en su visión del cosmos, en sus sueños, donde se mezclan pasado, presente y futuro, en sus preguntas sobre la vida y el destino humano. Aquí se cruzan la ciencia, la metafísica y la política”.

Nicolas Azalbert. Cahiers du Cinéma. Noviembre 2010.

“Uno piensa forzosamente en la genial elipsis de 2001 una Odisea del Espacio donde un hueso lanzado por un hombre prehistórico se transformaba en una nave espacial algunos millones de años más tarde, pero la relación establecida por Kubrick se basaba en la evolución de la especie humana. En cambio en Guzmán se apoya sobre una intemporal y vertiginosa simultaneidad”

Thomas Sotinel. Le Monde Magazine. 30 octubre 2010.

“El documentalista chileno que mira normalmente la vida de los hombres vuelve sus ojos sobre las huellas ínfimas que subsisten del pasado. El cruza las miradas de los astrónomos y las familias que buscan los fragmentos de sus seres queridos en la arena del desierto de Atacama."

Frank Tenaille. César. Octubre 2010.

“Patricio Guzmán, conocido por sus documentales sobre el Chile de Allende y la dictadura de Pinochet (1973-1988), propone una fascinante meditación sobre la memoria mezclando el tiempo del universo con la historia humana..."

Carlos Gómez. Journal du Dimanche. 24 octubre 2010.

“La emoción toma forma y se acumula por capas a medida que la película avanza. Uno no se da cuenta a donde el cineasta nos quiere llevar (…) pero cuando uno entra en la culminación de humanidad que Patricio Guzmán nos propone, el efecto es desgarrador. Un trueno emocional."

F.P. Le Canard Enchainé. 20 octubre 2010.

“Polvo de estrellas de una parte, polvo de tierra por otra… Sobre este paralelo Patricio Guzmán construye un documental sorprendente y emocionante donde se forja la búsqueda de los orígenes. Y además es muy bello este desierto de Atacama cuando no está invadido por la prensa internacional ávida de los mineros sepultados”.

Didier Hemardinquer. L’Est Republicain. 23 octubre 2010.

“Polvo de estrellas de una parte, polvo de tierra por otra… Sobre este paralelo Patricio Guzmán construye un documental sorprendente y emocionante donde se forja la búsqueda de los orígenes. Y además es muy bello este desierto de Atacama cuando no está invadido por la prensa internacional ávida de los mineros sepultados”.

Point.fr. François-Guillaume Lorrain. 30 octubre 2010.

“Desde de su exilio, en 1973, Guzmán no deja de confrontar su país con su pasado. Nunca lo ha hecho antes con tal sensibilidad y elevación de alma como en este documental (…).”

Les Inrockutibles. 26 octubre 2010.

“Metafísico y político, íntimo y colectivo, un documental hermoso e inclasificable sobre la dictadura de Pinochet por un cineasta chileno emblemático. Raúl Ruiz evocaba hace una semana la detención de su compatriota por los militares de Pinochet. Aquí está el último filme de este cineasta --poco conocido en Francia--, un ensayo-poema extraño y singular (…). Guzmán inventa el documental meditativo donde la belleza surge de una disposición de ideas, imágenes y sonidos absolutamente inclasificable."

René Solis. Liberation. 27 octubre 2010.

“La calma de la película y la belleza de sus imágenes funcionan como un antídoto para desatar la emoción. Nostalgia de la luz permite también sin duda comprender mejor un acontecimiento reciente: el rescate de los mineros de San José, también en el desierto de Atacama. Como si detrás de esta historia de seres vivos, arrancados de las entrañas de la tierra y la teatralización exagerada de la solidaridad y la compasión delante de las cámaras de todo el mundo, saliera a flote la mala consciencia de los otros muertos sin sepultura."

C.V. Metro.

“La cabeza en las estrellas y los pies en la tierra, el filme de Patricio Guzmán reflexiona sobre la luz inicial para un indispensable trabajo sobre la memoria."

EFE. 29 octubre 2010.

“El filme Nostalgia de la Luz del chileno Patricio Guzmán, co-producido por Francia, Alemania y Chile competirá por el premio al mejor documental de la Academia del Cine Europeo (EFA) frente a las escandinavas “Armadillo” y “Mienten Vuoro.”

Dominique Martinez. Positif. Noviembre 2010.

“Nostalgia de la luz suena como un homenaje al tiempo, a la astronomía, a la historia. Al cine. Apunta a estampar en las memorias una versión de la historia chilena que está ausente de los libros oficiales. Y deja un recuerdo de belleza que le impide desaparecer en la oscuridad."

Gaël Golhen. Prémiere. Octubre 2010.

“A través de testimonios conmovedores, Guzmán hace resonar la búsqueda celeste y las excavaciones desesperadas de las mujeres de las víctimas, proporcionando a la búsqueda de esas mujeres una dimensión cósmica. Su puesta en escena virtuosa sobrepone imágenes del cielo, del desierto y entrevistas. Logra a poner en igualdad el lugar del hombre en el universo y el deber de la memoria. Asombrosa reflexión política-poética, Nostalgia de la luz lleva el sol oscuro de una melancolía de la que ya no creíamos capaz el cine."

Ruby Rich. “Toronto’s New Lightbox Offers Trascendence”. September 16 – 2010.

“Nostalgia de la luz de Patricio Guzmán nos ofrece un imponente tratado filosófico en el Toronto Internacional Film Festival. Patricio Guzmán, el cronista de siempre de su querido Chile y su destino trágico en las manos de Pinochet, vuelve a Toronto por primera vez en muchos años con un nuevo filme, Nostalgia de la luz. Lo he guardado para el final porque fue una sorpresa tan grande, una pieza maestra tan conmovedora. ¿Quién sabía que Guzmán era un aficionado a la astronomía durante toda su vida? Él viaja a los puntos más lejanos de Chile, al desierto seco donde se puede observar la mayor cantidad de estrellas, donde el cielo se siente más cerca que en ninguna otra parte: el desierto de Atacama, zona donde están los mas importantes observatorios del mundo. Cuando Guzmán empieza a relacionar astronomía con historia, comparando y contrastando sus funciones, empieza lentamente a alargar sus círculos de investigación. La sequedad del desierto también momifica los cuerpos. Historia, horror, el universo, la tierra debajo de nuestros pies, las galaxias por arriba. Micro y macro. Lo universal, lo particular. Obsesión y magia. Esto es un salto de Guzmán hacia un cine diferente: un tratado filosófico majestuoso para los ojos e inquietante para el espíritu. Sentada en la sala Bell Lightbox, frente a la pantalla radiante con las visiones de Atacama, me sentí cautivada. También lo estaban los espectadores a mi alrededor. ¡Ahh!…para tales momentos transcendentes existen los festivales de cine.”


CRITICAS INTEGRALES

NOSTALGIA DE LA LUZ:
UNA OBRA MAESTRA DE SERENIDAD COSMICA

Le Monde, 26 de octubre 2010


Patricio Guzmán es uno de los principales cronistas cinematográficos de la historia contemporánea chilena. Se sabe a qué precio este trabajo se ha hecho posible : encarcelado por el régimen de Pinochet después del golpe de estado de 1973, finalmente puesto en libertad, eligió el exilio en París como su compatriota Raúl Ruiz (los dos nacidos en 1941), maestro de la ficción barroca. Guzmán por su parte no dejó de volver a su país por la vía del documental político, desde « La Batalla de Chile » (1979) hasta « Salvador Allende » (2004).

A la edad de 69 años él firma hoy con “Nostalgia de la Luz” una película totalmente inesperada, que da la vuelta al género para llevarlo mejor hacia las cumbres de la poesía. Este filme no es solamente la obra maestra de Guzmán, es uno de los más bellos ensayos cinematográficos que hemos vistos desde hace mucho tiempo. Su bordado, complejo, está tejido con la más grande simplicidad. Tres niveles se sobre impresionan : las consideraciones sobre la búsqueda astronómica, una arqueología de cimientos indianos y una memoria de la dictadura.

Un lugar reúne estas tres capas sensibles : el desierto de Atacama. Este lugar, conocido por ser el más árido y el menos propicio a la vida de nuestro planeta, “Nostalgia de la Luz” le transforma en un pedazo de tierra increíblemente fértil. Porque a la vez allí se encuentran el más grande observatorio astronómico del mundo, los vestigios extraordinariamente conservados de civilizaciones autóctonas y los cadáveres de los deportados políticos asesinados durante la dictadura en los campos vecinos, antes de ser diseminados en las arenas. Cada una de estas realidades induce un trabajo de prospección particular. El astrónomo escruta el cielo, el arqueólogo excava el suelo, las mujeres de los desaparecidos abren, desde hace 28 años sin cesar, las entrañas de la tierra.

El genio del filme, inspirado por el genio del lugar, consiste en poner esas búsquedas y los personajes que las encarnan, en relación. Gaspar el astrónomo, Lautaro el arqueólogo, las viudas Victoria y Violeta comparten la misma obsesión por los orígenes, que del Universo, que de la civilización, que del mal y de la muerte. La mirada en las estrellas o las manos en la arena, conocen la misma incertidumbre, el mismo sentimiento de relatividad y de precariedad, la misma porfía en buscar la luz en esta noche profunda que rodea la humanidad. Eso les transforma, para nosotros, en personajes preciosos y conmovedores.

A pesar de ello, “Nostalgia de la Luz” debe su éxito a un trabajo formal que llega más lejos que sus personajes : una ciencia insólita del montaje, una magia de la asociación entre las cosas y los seres, un arte de poner al día conexiones insospechadas. Momias y telescopios, bolitas de niños y galaxias, cielo y tinieblas, huellas del pasado y proyecciones del futuro, dolores infinitos y paz sideral entran aquí en la danza del espíritu poético que le sitúa, de alguna manera, entre “2001 Odisea del Espacio”, de Stanley Kubrick, y “El Sol del Membrillo”, de Víctor Erice.

El filme revela también las conexiones objetivas que existen, a través de otros personajes, entre esas realidades dispares. Este el caso de Luís, antiguo prisionero que tal vez sobrevivió gracias a la pasión por la astronomía que le inculcaron los sabios de la cárcel. También está el caso de Valentina, joven astrónoma, que saca de la observación del ciclo del Universo una razón suficiente para apreciar la vida, después de que sus dos padres han sido asesinados cuando ella era solamente una niña. Vemos la frágil imagen de esta joven huérfana que posa con su niño, la última belleza del filme : sacar de una tierra ingrata y de una historia inhumana, la fuerza de buscar todavía, es decir, de esperar todavía.

Patricio Guzmán ha necesitado 40 años de lucha paso a paso, de memoria viva y de sufrimiento íntimo, para finalizar esta obra de una serenidad cósmica, de una luminosa inteligencia, de una sensibilidad capaz de fundir las piedras. A tal nivel, que la película se transforma en algo más que una película. Un abrazo al género humano, un canto estelar para los muertos, una lección de vida. Silencio y respeto.


Jacques Mandelbaum



                                     LA ODISEA FINANCIERA
                                  DE “NOSTALGIA DE LA LUZ”
                                         Por patricio guzman


Mi película documental Nostalgia de la Luz –estrenada en Francia el 27 de octubre de 2010-- fue rechazada por 15 canales de televisión  europeos y dos veces por el CNC (Centre National de la Cinématographie).    

Desgraciadamente, no creo que nuestro caso sea un caso único. Nuestra película no es una excepción. En muchos países del mundo, hoy en día, numerosos documentales de autor se hacen bajo condiciones precarias. Me entristece darme cuenta que --a medida que pasa el tiempo--, aumenta la falta de confianza de la industria hacia los autores, en particular hacia los que inventamos obras insólitas, atípicas, singulares; crece una falta de confianza hacia nuestra experiencia y oficio. Los criterios de la industria son indiferentes a la profundidad, solidez e intensidad de nuestro trabajo como realizadores. 

Por ejemplo, en algunos canales públicos se ha impuesto una falta de respuestas cuando una película no cabe en ningún “espacio”, en ninguna “franja”, por buena que sea la película.  El jefe de la división cinematográfica de un canal prestigioso nos dijo: “Su obra es interesante, pero no es para el gran público”. Después agregó: “a pesar de su alta calidad, no es un filme para las salas”… Sin embargo hasta hoy “Nostalgia” ha hecho un total de 190.158 de espectadores en las salas… ¿Cuál es la lógica de este tipo de funcionarios?... Otro ejemplo, en un importante canal de televisión francés (esta vez del sector privado), el jefe de compras aprobó el filme con entusiasmo y cordialidad, con verdadero interés, pero fue rechazado por su propio equipo de programadores.

Es como golpear la puerta de un Museo de Artes Plásticas y que el director nos diga: “el cuadro que usted ha pintado es sobresaliente; pero lamentablemente no tenemos ningún muro dónde colgarlo… le recomiendo que tampoco lo muestre en la plaza pública porque no es un cuadro para los peatones”… 

Es evidente que nos podemos convertirnos todos en productores o volver a los cine clubs de los barrios. Pero, a este ritmo, vamos a tener que  instalar una pantalla en nuestra casa e invitar a los amigos y vecinos o a alguien aficionado al cine original para buscar nuestro público y seguir haciendo obras interesantes. Yo creo que es difícil que una industria pueda mantenerse con vida excluyendo a una parte de sus mejores autores. Se nos empuja hacia un temática y un estilo predeterminados. Esto nos obliga a cambiar de personalidad, es decir, nos obliga a mirar la realidad con ojos prestados. O bien tenemos que aceptar una suerte de sumisión o retirarnos a una forma de exilio.

Con estas simples reflexiones, tal vez un poco pesimistas, quiero tocar la campana de alarma en favor del apoyo a la libre creación del cine documental. Hacer cine documental es lo único que yo sé hacer desde hace 40 años; esta es mi vocación y mi pasión. Mi mundo está en peligro y hay muchos realizadores como yo en todos los países que también están en peligro. Estamos inmersos en un gran río “del cada vez más de todo”: más público, más audiencia, más estereotipos, más concesiones, más rapidez. Y todo lo que no es “más”, vale menos.

A continuación, en las líneas que siguen, indico las fuentes que nos rechazaron y las que nos ayudaron a terminar la película:

El proyecto fue rechazado dos veces por el CNC para obtener la subvención Avance sur Recettes... A lo largo de tres años fue descartado por los siguientes canales de televisión: ARTE, Canal Plus, France-2, France-3, Planète, Histoire, Ushuaia (Francia), IKON, NPS, VPRO (Holanda), RTBF (Bélgica), YLE (Finlandia), ORF (Austria), TSR (Suiza) y finalmente ITVS (Estados Unidos)… En Chile –mi país de origen—fue rechazado dos veces por el FONDART y una vez por CORFO (las principales ayudas que otorga el estado chileno para el cine y la TV). En Argentina fue desestimado por el departamento de cine de la Universidad San Martín.

Para superar esta situación Renate Sachse (mi mujer) decidió tomar en sus manos la producción delegada del proyecto, a través de nuestra compañía Atacama Productions SARL. Sin embargo esta implicación no garantizaba de ninguna manera su éxito; solamente aseguraba la permanencia del proyecto. 

Ni Renate Sachse ni yo teníamos una experiencia directa para producir en Francia, pero sí teníamos al frente tres o cuatro ejemplos de co-producción con mis filmes anteriores y que nos sirvieron de escuela (El Caso Pinochet, Salvador Allende, etc.) más los consejos de un grupo de amigos,  algunos productores y realizadores, con los que tenemos un intercambio de información y amistad a lo largo de estos años. En este grupo está el distribuidor Eric Láguese (Pyramide) que nos apoyó desde el inicio.

La película –finalmente-- se hizo gracias a dos préstamos personales de amigos muy apreciados. Se filmó gracias al apoyo de Televisión Española (Manuel Pérez Estremera) y una serie de contribuciones muy diversas: el canal alemán WDR, el apoyo de la Région Ïle de France y dos modestas ayudas para la escritura: la beca Brouillon d’un Réve de la SCAM y la Fundación Sundance.

El aporte definitivo, no obstante, vino del FONDS SUD, una subvención para la producción cinematográfica de América Latina, África y el Próximo y Mediano Oriente, que otorga el Ministerio de la Cultura y Comunicación y el Ministerio de Exteriores de Francia. Con esto, el proyecto obtuvo el estatus de obra francesa hablada en una lengua de la Comunidad Europea.

Como es fácil de suponer, el presupuesto final de la película fue muy bajo para Europa (600.000 €). Pero no pudimos alcanzar esa suma. Nos quedamos solamente con 378.000 €, una cifra que no ha podido cubrir el sueldo ni los derechos de autor del director, ni los salarios de la productora delegada en Francia y la productora de terreno en Chile. Tampoco hemos devuelto los préstamos personales. Nos falta aún pagar una parte a los músicos. Esta ha sido la odisea financiera de “Nostalgia de la Luz”.

Es una contradicción, por lo tanto, que se haya estrenado en la Sélection Officielle de Cannes (2010). Es una contradicción que la Europen Film Academy  lo premie como “Mejor Documental Europeo  2010” (un premio equivalente al Oscar en este continente).

Otras contradicciones: La película salió en Francia el 27 de octubre de 2010 con 42 copias en 342 y logró hacer 70.000 espectadores en este país. Estuvo dos años en la cartelera de Francia hasta diciembre de 2012 (en el Cinéma La Clef), y fue distribuido por Pyramide. En Estados Unidos hizo 60.000 espectadores en 116 salas con copias en Betadigital; se vendieron 5.142 DCD hasta diciembre de 2012, fue distribuido por Icarus Films. En Inglaterra hizo 26.000 espectadores en 80 salas con 7 copias la primera semana, 14 copias la segunda y 23 la tercera, todas en DCP, fue distribuido por New Wave Films. En Alemania hizo 15.000 espectadores en 50 salas con 10 copias, fue distribuido por Real Fiction Filmverleih. En Suiza hizo 13.158 espectadores en 50 salas con 3 copias en 35 mm, fue distribuido por Trigon Films. En Chile hizo 6.000 espectadores en 8 salas con 8 copias en 35 mm, fue distribuido por Jirafa. (Datos   actualizados en diciembre de 2012).


© PG.
París 12.12.2012