1) El PRIMER AÑO


                                            (EN RESTAURACION)



NOTA DEL AUTOR

En el año 1971 la izquierda chilena vivió un momento de euforia y optimismo que movilizó a las capas populares y amplios sectores de la clase media. Salvador Allende consiguió ser elegido presidente de la república. La gente se comportó como si viviera una fiesta colectiva y nacional. Se produjo un estado de ánimo exultante, entusiasta, principalmente en los barrios más pobres, en los “campamentos” de la periferia. Había fiestas, asambleas, desfiles, marchas. Era como un estado de enamoramiento colectivo. La gente se reía sola por la calle. Chile comenzó a vivir una revolución pacífica, legal, constitucional, sin guerra civil. Era un milagro. En ese momento lo único que yo quería hacer era filmar. Filmar sin perder tiempo. Traía mucha energía y tenía los ojos llenos de imágenes. Era un cineasta en su “punto de partida”. Estaba delante de mi primera película de largometraje. Encontré una escuela de cine (de la Universidad Católica) que hizo el papel de  “productor” y formé un equipo de tres personas. Teníamos una cámara de 16 milímetros y una grabadora muy limitada:  no era sincrónica, no nos permitía hacer sonido directo. Nos lanzamos a la calle para “filmar todo lo que pasaba”. Los cambios que desencadenó Allende produjeron una tempestad social. Durante un año de rodaje vivimos sobrepasados por los acontecimientos. Empezó una especie de aceleración de la Historia.  


SINOPSIS

El guión es bastante sencillo. Cámara al hombro y micrófono en la mano la película es una crónica al pie de los hechos:  las cosas que pasaron a manos del Estado: el cobre, el nitrato, el acero, los bancos. La reforma agraria puso fin a los latifundios y la industria vivió los últimos días de los grandes monopolios. La película culmina con la visita de Fidel Castro en diciembre de 1971 cuando aparecen las primeras reacciones de la extrema derecha. Además, “El Primer Año” es un catálogo de voces, lemas y cantos populares donde surge el imaginario popular y el sentido del humor del pueblo. Es un tesoro de la cultura popular que desapareció después del golpe de estado. Los productores de la película, es decir los responsables de la escuela de cine que financió la obra (la Escuela de Artes de la Comunicación), entregaron los negativos a los militares que tomaron el mando de la Universidad Católica. No obstante, el cineasta francés Chris Marker (que compró la película en 1972) conservó un duplicado de los negativos en Francia. En este momento la película se ha recuperado y actualmente se encuentra en proceso de restauración. 


TEXTO de Chris Marker


«¡Quisiera que de todo eso se hiciera un film
y que se le enviara a Nixon!»

(Fidel Castro en El primer año).


«La película está hecha. Se titula El primer año. Ha sido realizada por un grupo de cineastas chilenos independientes dirigidos por Patricio Guzmán. SLON se ha encargado de la versión francesa, así como de un prefacio necesario para la comprensión de los acontecimientos relatados. Finalmente, los autores han añadido para su exhibición en Paris un epilogo que enlaza la película con los últimos sucesos acaecidos en Chile. Así ha sido creado un tejido de informaciones que establece la continuidad (y, esperamos, la claridad) entre el Chile histórico y el Chile actual. Haz de imágenes, El primer año es también haz de voces. Se ha hablado enormemente de Chile en Francia en estos últimos dos años, pero ¿cuándo hemos podido escuchar directamente la voz de los chilenos, la voz de los campesinos, de los obreros y de los militantes que viven la realidad (y las contradicciones) de la Unidad Popular?

Para transmitir estas voces al público francés (manteniendo al mismo tiempo el color y la musicalidad de las voces de origen) unos grandes actores, unos cineastas y unos trabajadores han ofrecido su aportación: son efectivamente unos trabajadores franceses que prestan sus voces en eco a la voz de los trabajadores chilenos, pero es François Périer que asume el papel del narrador, es Delphine Seyrig que modula las reflexiones de una burguesía con un encanto menos discreto que en la película de Buñuel, son Françoise Arnoul, Bernard Paul, Georges Rouquier, Edouard Luntz y muchos otros que se dividen los textos de las mujeres, de los pescadores, de los campesinos, de los militantes, mientras que dos grandes abogados parisinos, el abogado Georges Kiejman y el abogado Léo Matarasso, han aceptado de representar el arte oratorio cuando se trataba justamente de un abogado y de un médico que han llegado a ser tribunos: Fidel Castro y Salvador Allende.

Pero todo este aporte francés no tiene que encubrir lo esencial, que es la revelación de un joven cine chileno «adherente a la realidad» –en el espíritu de Leacock o de Michel Brault– ADEMÁS de la inserción en un proceso histórico y político actualmente únicos. El trabajo del cameraman Toño Rios, del montador Carlos Piaggio y del realizador Patricio Guzmán constituye el primer esfuerzo enérgico y coherente para hacer comprender lo que ha pasado, lo que esta pasando (y por lo tanto, lo que puede pasar) en el Chile de la Unidad Popular.»

Chris Marker
Traducción de Cecilia Ricciarelli


FICHA TÉCNICA


Guión, dirección: Patricio Guzmán.
Cámara: Toño Ríos
Montage: Carlos Piaggiuo
Dirección de producción y sonido directo: Felipe Orrego
Mezcla: Eugenia María Rodrúguez Peña
Coordinación: María Teresa Guzmán
Colaboradores: Orlando lübbert, Gastón Ancelovici, Paloma Guzmán, Marilú Mallet

Año de realización: 1971, 1972
Duración: 100 minutos
Soporte: 16 y 35 mm blanco y negro
Produción: Escuela de Artes de la Comunicación, Universidad Católica de Chile
Versión francesa y prefacio: SLON 1972
Voces de la versión francesa: François Périer, Delphine Seyrig, Youcef Tatem, Françoise Arnoul, Pol Cèbe, Georges Rouquier, Valérie Mayoux, Georges Kiejman, Léo Matarasso, Bernard Paul, Alain Corneau, Isidro Romero, Edouard Luntz, Florence Delay, Anatiole Dauman
Fotos del prefacio: Raymond Depardon (Gamma), Chris Marker, Snark Intl.
Coordinación de la versión francesa: Alice Mayoux
Distribución en Francia: Argos - Films